José Aguilar – Leyman Benavides (22/12/2014)

Gimnasio Alexis Argüello, Managua, Nicaragua. Peso Minimosca.

Con un round bastante intenso dio inicio el combate, ya que tras algunos 1-2 y 1-2-hook de izquierda al cuerpo lanzados por Benavides y algunos contragolpes de Aguilar con croché y gancho con mano adelantada, ambos boxeadores nicaragüenses efectuaron un duro intercambio de golpes. En este destacaron la combinación uppercut-croché y combos de hooks al cuerpo por parte de Beanvides, mientras que por parte de Aguilar sobresalían el uppecut-hook al rostro y una combinación de golpes rectos que cerraron el asalto inicial. 

La igualdad sería la tónica general del combate, ya que ambos conseguían anotar de forma clara en cada round. Aunque Leyman Benavides poseía un buen boxeo en la distancia media/larga, entrando y saliendo con combinaciones de dos golpes como hook al cuerpo con mano zurda-croché de mano diestra, en seguida abandonaba el boxeo dinámico para aceptar el cruce de golpes en la distancia corta, en la que, pese a conectar Benavides con claridad por su velocidad de manos, Aguilar desarrollaba su mejor boxeo, manejando el uppercut y el hook con eficacia. Después de dos asaltos muy igualados, el tercer episodio dejó una ligera sensación de ventaja de Benavides, ya que este poseía un mejor ritmo de combate, cosa que le permitía, apoyado en su mayor frecuencia de golpes, compensar los peligrosos ganchos por dentro de «El Pollo» Aguilar.

Los tres últimos asaltos estuvieron caracterizados por los intensos intercambios de golpes, con Aguilar (que era consciente de que de esta manera sacaba el mejor partido a sus acciones) llegando de forma clara y contundente con directo y uppercut ante un Benavides que tras breves instantes de boxeo dinámico optaba por lanzar con gran explosividad sus secos ganchos y crochés.

Finalmente, consumidos los seis asaltos, las cartulinas de los jueces daban la victoria por decisión unánime al joven Leyman Benavides 9(1KO)-3(1)-1 con triples puntuaciones de 58-56, que demostraban la gran igualdad de la pugna. Este resultado, que parece justo, estuvo condicionado por el mayor número de manos efectuadas por Benavides, que llevó la iniciativa de la punga, así como por sus ágiles esquivas agachándose en momentos críticos de los cruces de golpes, aspectos que acabaron decantando la balanza a su favor pese al meritorio y buen combate ofrecido por José «El Pollo» Aguilar 15(6KO)-16(4)-4, cuyo record no refleja de manera justa su buen boxeo.

Esta será sin duda una importante victoria para Benavides que consigue una valiosa experiencia de ring, que le hará evolucionar como púgil. El pero que se podría mencionar en su actuación es el aceptar de forma brava pero innecesaria el cruce de golpes, ya que posee suficiente habilidad como para apoyar su boxeo en sus desplazamientos, evitando así encajar peligrosas manos. Con todo, su actuación fue solvente ante un rival que casi le doblaba en combates, por lo que debería estar preparado en breve para afrontar combates más ambiciosos a ocho asaltos. Una dura prueba para ambos y un gran enfrentamiento podría ser un duelo a 10 asaltos con el también prospecto nicaragüense Cristofer Rosales.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios