Jorge Linares – Javier Prieto (30/12/2014)

Metropolitan Gym, Tokio, Japón. 
En juego el título mundial WBC vacante del peso ligero.

Con cierta cautela se inició el combate entre los coaspirantes al título WBC, con el venezolano (residente en Japón) Linares caminando el ring y llegando con su jab, 1-2 acabando con la derecha arriba o abajo y con un buen manejo de su mano adelantada en golpes curvos en diversas trayectorias. Por su parte Prieto todavía no presionaba de forma muy intensa, pero sí lo suficiente como para alcanzar a su adversario con hooks al cuerpo y un peligroso, y recurrente durante el combate, croché de derecha. Durante el segundo episodio se mantuvo esta dinámica, pero con «El Niño de Oro» Linares llegando de forma aún más clara con 1-2, uppercut de izquierda-directo y en repetidas ocasiones con el croché de izquierdas, ante un Prieto que pese a sus aislados crochés de derechas no encontraba la forma de entrar a su rival.

Aunque en el inicio del tercer episodio se produjeron algunos cruces de golpes, entre los que destacó un fuerte uppercut de mano diestra del mexicano Prieto, Linares recuperó pronto la distancia media/larga desde la que dominaba, conectando con croché de izquierdas y directo, además de quitarse muchas manos con un oportuno paso atrás. En el cuarto round el «Impecable» Prieto aumentó un tanto su ritmo, presionando en búsqueda de la distancia corta para poder conectar ganchos al cuerpo que frenasen la movilidad de su oponente. Pero con poco más de un minuto del asalto consumido Linares llegaba con una potente derecha seguida por un 1-2-hook, dejando tendido a Prieto que permanecería así sin poder responder a la cuenta del árbitro, decretando éste el final por KO en el cuarto episodio.

Con ello Jorge «El Niño de Oro» Linares 38(25KO)-3(3) se proclama campeón WBC del peso ligero en su segunda tentativa, tras caer derrotado en la primera en octubre de 2011 ante Antonio DeMarco. Su actuación fue muy buena, imponiéndose con un fluido boxeo dinámico sustentado sobre una notable velocidad de pies y manos, aunque ahora resta por saber si podrá desarrollar ese boxeo dominador e imponerse contra todos los complicados rivales a los que deberá hacer frente como campeón ligero, aspirantes llenos de ambición, algunos de los cuales pondrán mucha mayor presión que la que ofreció el coaspirante Prieto 24(18KO)-8(4)-2.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios