Jesús Marcelo Andrés Cuellar – Rubén Tamayo (20/12/2014)

Little Creek Casino Resort, Shelton, Estados Unidos.
En juego el título interino WBA del peso pluma.

La pelea se iniciaba con un impresionante ritmo de combate por parte de Cuéllar, que llegaba a su adversario claramente con 1-2, hook de derecha al rostro y hook de izquierda al cuerpo, quitándose además la mayoría de manos lanzadas por su rival. La presión era tan alta que incluso en algunos momentos del segundo asalto arrinconó a Tamayo en las cuerdas, que con bastantes dificultades contragolpeaba por dentro con algunos buenos ganchos. Con todo, Cuéllar seguía acertando de forma clara con largas series de golpes rectos y curvos, destacando dos duros crochés, uno con cada mano, que parecieron menoscabar un tanto a Tamayo.

A partir del tercer asalto el combate paso a desarrollarse con más espacio entre ambos púgiles, separándose hasta la distancia media, donde Cuéllar, tratando de buscar los ángulos, entraba y salía con combinaciones de dos o tres golpes, sobre todo con directo-gancho. Su oponente, «Canelito», generalmente ofrecía buenos contragolpes con golpes curvos, la base de su boxeo en esta contienda, o dando un paso atrás para evitar las arremetidas del «El Jinete», pero el púgil argentino era demasiado preciso y rápido, cosa que llevó al primer knockdown del encuentro en el cuarto asalto. Con un certero gancho con su mano izquierda, por detrás del codo derecho de su oponente, Cuéllar alcanzaba el hígado de Tamayo obligándolo a poner la rodilla en la lona. El boxeador mexicano, que todavía no se había recuperado de la caída, tuvo que recurrir a caminar el ring para tratar de zafarse de Cuéllar que estaba claramente en búsqueda del knockout. 

Acelerando las acciones el poseedor del título interino arrinconaba nuevamente a Tamayo y con un combo de hooks abajo lo volvía a derribar. Aunque el final del cuarto episodio evitó que el desenlace del combate se precipitase, este no tardaría en llegar, ya que el quinto asalto sería el último. Tras una revisión de la cara de Tamayo por parte del médico y el inició del episodio, Cuellar lo alcanzaba con directos con su mano izquierda. Una vez que el aspirante se detenía, el argentino lo volvía a derribar con una combinación de ganchos al cuerpo, cosa que llevaba al árbitro a detener la pelea.

Con ello Jesús Marcelo Andrés Cuellar 26(20KO)-1(1) defiende su cinturón interino WBA, sumando además su novena victoria consecutiva, 6 de las cuales han sido antes del límite. Aunque su terrible ritmo de combate, que le valió por ejemplo su contundente victoria contra Juanma López, se disminuyó a partir del tercer asalto, demuestra con esta victoria que puede boxear también sin tanto riesgo, gestionando la distancia de forma efectiva. Cuéllar se encuentra en un gran momento de su carrera, quizás en el mejor, cosa que debe aprovechar para lo antes posible tratar de disputar un título mundial o un gran combate que, pese al nivel de los rivales en el peso pluma y la consecuente dificultad, podría sin duda solventar a su favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *