Jaime McDonnell – Javier Nicolás Chacón (22/11/2014)

Echo Arena, Liverpool, Reino Unido.
En juego el título de campeón mundial WBA del peso gallo.

Aunque el campeón McDonnell tuvo un primer buen asalto manteniendo la distancia y utilizando su jab repetidamente en doble jab e incluso en triple jab, pronto Chacón comenzó a acortar la distancia esquivando las manos de su rival con movimiento de cabeza y de cintura, pasando a entrar con combinaciones de hooks abajo y algún eventual hook arriba. De esta manera el púgil argentino pudo anotarse el segundo y el tercer asalto, ya que McDonnell no hacía valer su mayor envergadura y alcance, permitiendo que Chacón se aproximase y llegase con combos de golpes curvos, que pese a su falta de continuidad eran suficientes para ponerse por delante.


Viendo que el combate se le estaba complicando, el británico ofreció un buen cuarto asalto con combinaciones de dos y tres golpes, la mayoría de veces cerradas con el hook al hígado con mano izquierda. Chacón replicaría al final del round con series de golpes rectos y hooks, adelantando lo que acontecería en el quinto episodio, caracterizado por los intercambios de golpes en la media distancia. «Chispita», exceptuando el primer y el cuarto asalto, siempre hacía un poco más que su rival, por poco que hiciese, como sucedió en el quinto, sexto y séptimo asalto. Con un duro hook de derecha al rostro y un seco 1-2-hook abajo Chacón alcanzaba claramente a su adversario, que llegó a pasar algunos apuros en el séptimo episodio al encajar un croché de derechas abierto del púgil argentino.

Durante el octavo y noveno round el combate se situó en el centro del cuadrilátero, ya que McDonnell consciente de lo ajustado de las cartulinas dejo de caminar el ring. De esta manera se produjeron nuevos intercambios en la media y corta distancia, en la que ambos se alcanzaban con uppercuts, hooks y crochés. Chacón parecía, pese a seguir lanzando golpes, que estaba disminuyendo su rendimiento, aprovechando el campeón para llegarle con claros directos de derecha. Pero no sería el desgaste de la pelea el causante de la finalización del combate antes del límite sino un dolor en el brazo derecho por parte del aspirante «Chispita». Desde hacía varios asaltos Chacón sacudía su brazo derecho después de conectar un directo o un croché, haciendo notar algún problema en su brazo, pero con el paso de los asaltos el dolor fue a más y en el décimo episodio se daba la vuelta en medio del combate y renunciaba a seguir con la pelea.

Por ello un deslucido McDonnell 25(12KO)-2-1 retenía su cinturón WBA, no habiendo dado una buena imagen. Aunque es un boxeador ordenado con buena técnica y desplazamiento, no supo imponer su distancia de manera adecuada ni tuvo la suficiente frecuencia de manos, por lo que un lesionado Chacón 20(5KO)-3(2) estuvo muy cerca en las cartulinas, pese a su falta de continuidad en las acciones. Si Chacón hubiese contado con más pegada, ya que tan sólo tiene un 25% de KO, el resultado del combate podría haber sido muy diferente. Por el momento McDonnell no parece al nivel de los demás campeones del peso gallo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *