Felix Sturm – Robert Stieglitz (8/11/2014)

Porsche Arena, Stuttgart, Alemania. Peso Supermedio.
El duelo entre unos de los más destacados campeones de los pesos medio y supermedio de los últimos años no decepcionó en absoluto, al contrario superó las expectativas. Fueron 12 rounds de lucha intensa en que ambos consiguieron imponerse en una parte de la contienda.

Sturm fue quién tendría mejor rendimiento en la primera parte de la pelea, cosa que mostró desde el asalto inicial. En ocasiones avanzando y atacando con el 1-2 y el 1-2-hook de izquierda, y en otras cediendo la iniciativa y contragolpeando con el uppercut, hook o directo, Sturm conseguía llegar de manera clara y contundente. Esto era así de tal modo que en el segundo episodio apunto estuvo de derribar a Stieglitz al alcanzarlo cuando atacaba, aprovechando que este portaba su guardia un tanto baja. Durante el siguiente asalto, con Stieglitz más recuperado y atacando, Sturm seguía anotando con claridad con el hook y el uppercut, pero en el cuarto un terrible hook de izquierda de su adversario lo dejaba muy tocado. Stieglitz, que no había dejado de atacar con su hook en los asaltos perdidos, insistió en sus ofensivas llevándose el round, no sin superar la resistencia de Sturm rápidamente recuperado.


Aunque «The Fighter» Sturm todavía pudo ofrecer un buen asalto en el quinto, donde destacó una combinación repitiendo con la mano derecha croché y uppercut, a partir del sexto round Stieglitz sería el que lograría imponerse en la mayoría de rounds restantes. Avanzando tras su 1-2 o llegando a la distancia corta y haciendo valer rápidas series de hooks, Stieglitz iría poco a poco dando la vuelta a las cartulinas en su contra de los asaltos pasados, aprovechando un notable bajón en la intensidad de Sturm.

Pese a que ambos dominaron una parte de la pelea no fue este un dominio total, ya que los asaltos fueron de muchas alternativas, algunos tan cerrados que sólo los matices podían aclarar quién merecía el asalto. Y esto fue así en gran medida por las numerosas ocasiones en que intercambiaban golpes en la distancia corta y media, en la cual con mucha contundencia se alcanzaban, pareciendo que alguno de los dos podía caer. Fruto de estos intercambios Sturm padeció un corte en torno a su ojo derecho que dificultaba un tanto su visión, cosa que pudo favorecer en cierta medida el mejor rendimiento de Stieglitz en esta parte de la pelea, pero no determinantemente, ya que la fatiga de Sturm era clara.

Stieglitz no estaba mucho menos cansado y el agotamiento, la igualdad de la pelea y el deseo de triunfo, llevaron a ambos a realizar tres últimos asaltos de intercambios durísimos y magníficos, que por momentos fueron épicos. Pero aunque el último asalto pareció que podía dar un ganador por knockout, ambos se mantuvieron en pie toda la pelea, llegando a las puntuaciones de los jueces.

Estos dieron 115-113 a favor de Stieglitz, 115-113 a favor de Sturm y 114-114, por lo que la pugna se saldó con un empate por decisión dividida. El resultado pareció contentar más a Felix Sturm 39(18KO)-4(1)-3 que a Robert Stieglitz 47(27KO)-4(2)-1 y si bien puede ser que Stieglitz se anotase algún asalto más, no es para nada descabellado pensar que fue al contrario, ya que las valoraciones de cada round según el ángulo de los jueces podrían haber hecho caer tres disputados rounds a favor de cualquiera de los dos. El futuro después de este resultado queda un tanto abierto para ambos, que esperaban alcanzar una oportunidad mundial tras una victoria. Los ágiles movimientos y la astucia de sus respectivos managers pueden serles ahora más útiles que los que mostraron sobre el ring ellos mismos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios