Christian Hammer – Irineu Beato Costa Jr. (31/10/2014)

Kugelbake-Halle, Cuxhaven, Alemania. Peso Pesado.

El que parecía que iba ser un combate igualado y emocionante se materializó en un monólogo que por momentos llego a ser tedioso. Christian Hammer dominó totalmente el combate, ya desde el primer asalto, atacando con combos de dos golpes o más como hook abajo de izquierdas-hook abajo de derechas, croché de izquierdas-directo-croché de izquierdas o con uppercut-croché. En los rounds posteriores el despliegue técnico de Hammer disminuyó, limitándose a fijar la guardia de su rival con el jab y sobrepasarla con el hook o el croché. Por su parte Costa se mostraba totalmente inactivo pese a estar situado en el centro del ring, simplemente cubriéndose de los ataques de su adversario con su cerrada guardia.


Sólo en el quinto asalto el púgil brasileño mostró cierta ambición de victoria, presionando mas y llegando con el hook al cuerpo y el uppecut de derechas, mas o menos los mismos golpes que en ese episodio lanzo Hammer. Pero esta cierta reacción del visitante desapareció en el resto de combate, pasando a ofrecer un golpeo prácticamente nulo.

De este modo Hammer volvió a imponer sus tres principales golpes, el croché, el hook abajo y el jab, con los que se anotaría cómodamente los asaltos, atacando cuando consideraba oportuno y cediendo el centro del ring cuando le parecía que había llegado suficientes veces. Sólo algún potente uppercut con mano derecha y una caída (un croché de izquierdas a la espalda de Costa lo derriba por un mal posicionamiento) en el último round dieron algo más de espectáculo a este decepcionante combate.

Cuando el tañido final anunció el final del combate, Christian Hammer 17(10KO)-3(2) rompió en muestras de júbilo, llegando incluso a saltar de la alegría. Entendemos que será más por el esfuerzo realizado en los entrenamientos y por la tensión por enfrentar a un invicto con mas de 80% de knockouts que por lo meritorio de la pelea. En cualquier caso su combate no puede ser tachado negativamente, porque llegó con frecuencia y claridad en todos los asaltos, mostrado incluso variedad de recursos, sólo pudiéndosele achacar la falta de búsqueda del KO ante un rival totalmente pasivo. Otro motivo que puede justificar la alegría del púgil rumano afincado en Alemania puede ser el hecho de que, estando 6º en la WBO antes de este combate y su rival 15º en este mismo organismo, se asegura un considerable ascenso y, lo que es más importante, la llegada a un combate decisivo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios