Richar Abril – Edis Tatli (20/9/2014)

Hartwall Arena, Helsinki, Finlandia.
Campeonato del mundo WBA del peso ligero.

El combate, por su falta de actividad y buenas acciones, fue un tanteo prolongado durante doce asaltos, muy por debajo del nivel que debería tener un campeonato mundial. Es cierto que fue un combate basado en la táctica en el cual ambos amagaban buscando el fallo del rival y pensando muy bien el momento adecuado para el ataque, pero el estudio del adversario no se reflejaba en ningún resultado ofensivo. 

Abril, situado en el centro del ring, ofrecía sólo ataques aislados de jab y derecha, mientras que Tatli atacaba también sin combinaciones, con el jab y un muy abierto croché de izquierda. La mayoría de los escasos golpes eran evitados con un paso atrás, errados o bloqueados por los guantes, haciendo que los puños claros fuesen muy pocos. Sumado a ello estuvo el constante clinch producido después de efectuar un ataque. Por todo, el combate resultó muy deslucido y por momentos aburrido.

Las únicas acciones destacables fueron algunos rápidos 1-2 del boxeador cubano que llevaron contra las cuerdas a Tatli en el tercer asalto, una combinación de croché de izquierda y derecha de Tatli en el séptimo y algunos breves intercambios de golpes en el cuarto y onceavo round.

Las puntuaciones (114-114, 116-112 y 117-111) del inactivo e igualado combate dieron la victoria por decisión mayoritaria a Richar Abril, que ciertamente ofreció un poco más de boxeo que su rival.

Abril 19(8KO)-3-1 retiene el título WBA y demuestra que su desgarbado estilo es efectivo pero falto de espectáculo. Deberá atacar o desplazarse más si se enfrenta a un boxeador que presione si no quiere pasar muchos apuros. 
Tatli 23(7KO)-1 pierde su invicto haciendo dudar sobre sus cualidades y además pareció falto de ambición en un combate por el título mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *