Floyd Mayweather – Marcos Rene Maidana (13/9/2014)

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos.
En juego los títulos WBC y WBA Super World del peso welter y WBC superwelter.

Floyd Mayweather, escarmentado por el recordatorio de la primera pelea, situó como su prioridad no ser arrinconado contra las cuerdas en los asaltos iniciales. Para ello recurrió a continuos desplazamientos, rehuyendo cualquier clase de intercambio de golpes, aprovechando los ataques de Maidana para atacar a la contra con puños aislados. Pese a que «El Chino» se mostraba menos agresivo conseguía en alguna ocasión llevar contra las cuerdas a su rival que recurría constantemente al clinch para diluir la presión. Como es habitual en el boxeo de Mayweather, después de uno o dos golpes (jab, directo de derecha o croché de izquierda) lanzados de manera oportunista se alejaba con rápidos pasos o frenaba el combate agarrándose a su oponente. Los clinch eran tan habituales que debieron haber sido advertidos o amonestados por parte del árbitro. 

Los tres primeros rounds seguirían esta dinámica favorable a Mayweather, aunque cabe destacar una fuerte derecha de Maidana al finalizar el tercer episodio que hizo tambalear a «Money».

A partir del cuarto asalto el argentino entraría en la pelea, consiguiendo presionar hasta poner al adversario contra las cuerdas para entonces descargar sus potentes golpes en forma de croché y hook con ambas manos. El buen resultado del formidable cuarto asalto de Maidana sería seguido en los siguientes tres asaltos, en los que impactaría de manera efectiva incluso con su derecha recta. Aunque Mayweather conseguía conectar algunas de sus rápidas combinaciones, estas eran insuficientes y demasiado débiles como para otorgarle los rounds, en los que además comenzaba a mostrar los efectos de la pelea en su cara y tenía que soportar los silbidos del público por su falta de combatividad. 

En el octavo asalto Mayweather protestaría al árbitro por un supuesto mordisco en la mano, acontecimiento que mantuvo parado el combate unos minutos. Este round y el noveno serían rounds cerrados en los que «Money» llegaría con veloces series de golpes curvos y «El Chino» lo haría con fuertes crochés y hooks. 

En el décimo round Maidana sería amonestado con un punto debido a una caída de Mayweather después de un forcejeo causado por el enésimo agarrón del norteamericano. Esta penalización parece demasiado exagerada y puede ser causada por un intento del árbitro Kenny Bayless de compensar el no haber apreciado el posible mordisco de Maidana. La actuación del tercer hombre sobre el ring no fue demasiado acertada, ya que no descontó ningún punto a Mayweather por el constante clinch, uso de codos o por infracciones más claras como un golpe bajo en el onceavo round.

El penúltimo asalto fue de poca actividad, con golpes muy espaciados que presagiaban como iba a ser el último round: en este Mayweather optó por no boxear, limitándose a correr sin lanzar casi ninguna mano, llegando a mostrar una falta de combatividad tan evidente que llegó a rozar lo bochornoso como hacía ver el enfadado público.

Llegados a la lectura de cartulinas los jueces dieron vencedor a Floyd Mayweather 47(26KO)-0 con puntuaciones de 116-111, 116-111 y 115-112.

De esta forma «Money» mantiene su discutido invicto, con los aficionados esperando que se materialice de una vez por todas un ya menos aclamado Mayweather – Pacquiao para esta primavera.

Maidana 35(31KO)-5, por su parte, debe estar orgulloso de la imagen dada, mucho mejor que la que ofrecieron otros púgiles enfrentados a Mayweather que simplemente se limitaron seguirlo. Probablemente le veamos en algún gran combate próximamente.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios