Cecilia Braekhus – Ivana Habazin (13/8/2014)

TAP 1, Copenhagen, Dinamarca

En juego la unificación de coronas femeninas WBA, WBC, WBO IBF del peso welter.

La poseedora de tres coronas Braekhus quiso hacer valer su condición de favorita y estrella presionando desde el inicio con su 1-2, siendo contestada por el insuficiente 2-1 de la rival. Habazin, para no ser arrollada, en el segundo asalto optó por los desplazamientos y por un efectivo boxeo a la contra, basado en el directo de derechas y el croché con esta misma mano. Braekhus intentaba entrar y salir para evitar la contra de la croata, pero erraba al estrellar los golpes en los guantes de su adversaria. La boxeadora noruega optaría en adelante por acortar la distancia y utilizar combinaciones de golpes curvos, como un efectivo uppercut-croché, que igualmente eran contraatacados por el directo de Habazin. 


De esta forma los ataques en la larga y los breves intercambios en la corta se sucederían hasta el sexto asalto, en el que la pelea comenzaría a tomar un rumbo más claro a favor de Braekhus. Habazin se mostró como una boxeadora complicada que desplazándose y esquivando, con las manos bajas, dificultaba la tarea de la sobresaliente «First Lady». Pero cuando la púgil croata comenzó a acusar cansancio pasado el ecuador de la pelea, y a permanecer más estática, Cecilia Braekhus consiguió repetidas veces llevar a la rival contra las cuerdas y alcanzarla con los hooks al cuerpo, el uppercut y el croché. Pese a ello, Habazin ofreció resistencia hasta el final contragolpeando y bloqueando muchos de los golpes de la local. Aunque la pelea fue mayormente táctica, hubo intercambios fuertes en los cuatro últimos asaltos. 

Las puntuaciones de los jueces dieron la victoria por decisión unánime 100-90 para Cecilia «First Lady» Braekhus 26(7KO)-0. Las cartulinas fueron muy excesivas porque, si bien la boxeadora noruega ganó claramente el combate, es cierto que Habazin 13(5KO)-2 hizo una buena pelea anotándose no menos de dos o tres asaltos.

Braekhus consigue unificar los cuatro cinturones y pocos retos le quedan ya en el peso welter. Sus opciones pasan por buscar la rival más dura a la que pueda aspirar en este peso para no dejar dudas de su superioridad o simplemente optar por subir al siguiente peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *