Carl Frampton – Kiko Martínez (6/8/2014)

Titanic Quarter, Belfast, Irlanda del Norte, Reino Unido

En juego el cinturón del peso supergallo IBF

Frampton señaló antes del combate que Martínez sólo sabía luchar de una manera: avanzando sin cesar. Se equivocaba, ya que «La Sensación» comenzaba el combate manteniendo las distancias, intentando boxear en la larga y dando pasos atrás cuando Frampton entraba. Cambiar totalmente el estilo de boxeo que había llevado a Martínez al título mundial y que lo había acompañado toda su carrera fue un error fatal. «The Jackal» sin la presión del rival podía desarrollar su mejor boxeo, golpeando desde la larga distancia y entrando y saliendo con facilidad con su 1-2. Martínez, falto de agresividad, sólo intentaba llegar con algún golpe aislado como su croché de izquierdas que rara vez impactaba. Sólo alguna hábil esquiva del campeón mostraba débilmente las mejoras defensivas que tanto le habían reclamado. Aun así, sus carencias en ese aspecto eran más que evidentes, más todavía ante Frampton que, golpeando con dos y tres golpes y desplazándose, se anotaba round tras round. Con mucho peligro el norirlandés lanzaba su derecha recta cada vez que Martínez iniciaba un modesto ataque, acertando vez tras vez hasta que en el quinto round una de ellas impactaba en el mentón del campeón y lo derribaba. Kiko Martínez se reponía rápido de la caída pero esta no sirvió para que se diese cuenta de que el combate táctico que se estaba llevando a cabo en nada le beneficiaba. Las puntuaciones comenzaban a ser muy claras para el local que había aprendido de su anterior cruce con el español y se desplazaba mucho más, mientras su adversario, temiendo volver a ser noqueado lanzaba menos golpes cosa que facilitaba el trabajo de Frampton, que por momentos llegaba a dominar ampliamente gracias a su acertado jab. 

Martínez seguía sin sacar su boxeo agresivo muy diferente al de combates anteriores en el que arrollaba a sus rivales contra las cuerdas y golpeaba con larguísimas y fuertes combinaciones. Por el contrario insistía en mantener la media distancia y en lanzar golpes con poca frecuencia que aún así llegaban con contundencia. De todas formas en el séptimo y octavo round Kiko aprovechaba el cansancio de Frampton y atacaba con series de golpes que por su efectividad dejaban más claro el camino que tendría que haber seguido su combate. 

Según se acercaban al final de la pelea se producían intercambios más duros en los que ambos púgiles lo daban todo por tener el título de campeón mundial. Muestra de ello fue el intensísimo décimo round. En los restantes asaltos Frampton no cayó en el error de seguir luchando en la corta por lo que siguió con la táctica que había llevado durante el resto del combate, consiguiendo poner en serios apuros a Martínez con largas series de golpes rectos.

Con los doce round concluidos se decretó victoria por decisión unánime de Carl Frampton 19(13KO)-0 con dos puntuaciones de 119-109 y una de 118-111, que pese a la clara victoria del local son demasiado abultadas.

De esta manera el norirlandés consigue su sueño de ser campeón mundial además ganando ampliamente al peligroso Martínez de manera holgada. Sin duda Frampton es uno de los cuatro mejores supergallos del mundo, pero su principal defecto es que tiende a considerarse mejor de lo que es, optando por intercambios innecesarios y bajando los brazos después de acertar con golpes claros. Dice estar preparado para Rigondeaux y Leo Santa Cruz, pero estos parecen todavía inaccesibles.

Kiko Martínez 31(23KO)-5(1) pierde su título aunque con toda seguridad su infatigable tesón le lleve a seguir luchando por un título mundial. Tiene la pegada y las cualidades para lograrlo pero debería pulir su mejorada defensa y no renunciar a su estilo agresivo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios