Alicia Ashley – Jackie Nava (6/9/2014)

Arena Ciudad de México, México

En juego los títulos femeninos WBC Interino WBA del peso supergallo.

El combate se iniciaba con tanteo a través de golpes rectos por parte de ambas boxeadoras. Esta tónica sólo era rota por los ataques de Nava que intentaba entrar con su derecha recta y con doble hook de izquierda. De esta manera, su mayor iniciativa al principio del combate le permitía anotarse los primeros asaltos, aunque su dominio no era muy claro. Ashley por su parte entraba con series de golpes curvos, con desigual acierto, que eran contestados por contras de Nava, llegándose a producir algunos fuertes intercambios. De todas formas «La Princesa Azteca» no lucía tan bien como en otras ocasiones, ya que le costaba encontrar la distancia adecuada y le faltaba agresividad. Esto fue aprovechado por su rival que comenzó a desplegar su boxeo, basado en el desplazamiento lateral y en los ataques puntuales y rápidos. Así «Slick» Ashley comenzaba a anotarse asaltos, gracias a sus golpes rectos y sus hooks con ambas manos. La heterodoxia de la campeona dificultaba el trabajo de Nava a quien le faltaba medio paso para llegar a la distancia corta. Con este desarrollo seguiría el combate hasta su final, con disparidad de acciones por parte de ambas púgiles, sucediéndose buenas esquivas y pasos laterales de Ashley y combinaciones al cuerpo y rostro de Nava. Los últimos asaltos fueron dominados por la jamaicana en líneas generales pero Nava llegó con mucha claridad y contundencia en el séptimo y sobre todo en el décimo round. En los últimos segundos de este episodio Ashley estuvo a punto de caer y sólo fue salvada por el tañido de la campana. 

Las puntuaciones de los jueces dieron la victoria por decisión mayoritaria a Jackie Nava 30(13KO)-4(1)-3 con puntuaciones de 95-95, 97-93 y 98-92. Esta última puntuación en nada refleja el desarrollo del combate, que estuvo mucho más igualado, por lo que otorgar sólo dos asaltos a la meritoria pero poco agresiva actuación de Ashley 21(3KO)-10-1 resulta injusto.

Nava consigue el título mundial WBC, esbozándose en el horizonte grandes combates, pero no debe dejarse llevar por la confianza, ya que su actuación no fue demasiado brillante, aunque es cierto que Ashley no se prestaba a ello rehuyendo la lucha.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios