Adrien Broner – Emmanuel Taylor (6/9/2014)

U.S. Bank Arena, Cincinnati, Estados Unidos.

En juego el título vacante WBA International del peso superligero.

Taylor comenzaba el combate con muchísima intensidad llevando a Broner contra las cuerdas, dónde este se veía obligado a contraatacar con golpes rectos y crochés. Aún así, su defensa no era suficientemente buena y recibía claros golpes al rostro y cuerpo. Broner intentaba mantener la lucha en la distancia media, donde sacaba rapidísimas combinaciones, pero el 1-2 de Taylor y su derecha combinada con croché volvían a arrinconarlo de nuevo.

Los intercambios de golpes eran constantes y contundentes, destacando el croché de derechas combinado con hook de izquierdas de Broner y el 1-2-hook de Taylor. La pelea seguía un ritmo alto en el que la táctica era escasa y los cruces fuertes. Broner se veía un tanto desubicado, recibiendo muchos golpes en las cuerdas y no siempre llevándose la mejor parte en la lucha a media distancia. De manera absurda, «The Problem» Broner no utilizaba sus buenos desplazamientos insistiendo en la misma lucha, que se mantenía igualada. Sólo después de que Taylor se anotase un gran sexto y séptimo asalto Broner comenzó a reaccionar utilizando su jab y sus pasos laterales y llevando el combate a la distancia larga, donde se mostraba superior. De esta forma, aunque Broner carecía de capacidad resolutiva, hacía valer sus veloces combinaciones en todas las trayectorias y sus oportunos contragolpes para irse anotando de forma clara los asaltos. Aunque Taylor seguía insistiendo y llegando comenzaba a mostrar cansancio, disminuyendo la frecuencia y precisión de su golpeo. Ya en el doceavo y último asalto Broner derribaba a Taylor con un uppercut de izquierda que, pese a dejarlo tocado, no tuvo mayores consecuencias al finalizar el combate segundos después.

Las cartulinas de los jueces daban puntuaciones de 116-111, 116-111 y 115-112 (quizás la más acertada), otorgando la victoria por decisión unánime a Adrien Broner 29(22KO)-1. Las dudas que siempre han girado sobre el nivel boxístico real de Broner no son despejadas después de este combate. Su irregularidad y su desmedida confianza juegan siempre en contra de sus grandes cualidades innatas.

Taylor 18(12KO)-3 de tan sólo 23 años tiene la necesidad de evolucionar y el tiempo para ello. Ahora mismo no está lo suficientemente preparado para combates con los mejores de la división, pero en breve tiempo y con una carrera exigente pero equilibrada puede llegar a estarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *